SHNEY

TERRÍCOLA.

BÍPEDO.

IMPLUME.

Durante los gloriosos 70’s —El Comienzo, es que le dicen— transité mis 17 años de la mano de W. Burroughs, Gingsberg, H.Hesse, J.P. Sartre, A. Huxley y Gibrán Jalil ;  deslumbrado por Kandinsky, Mondrian y Dalí.

Autoengrupido con Lobsang Rampa.

Me aburrió terriblemente y no pude con Ulysses de J. Joyce; aún así, no me siento culpable y he podido llevar una vida hasta cierto punto y de acuerdo a los estándares universalmente aceptados, normal.

Despotriqué contra la Guerra de Vietnam, sufrí con la Primavera de Praga, la crisis de los misiles en Cuba y el Apartheid.

Me dejé crecer el pelo, fumé marihuana, experimenté con la sicodelia y fuí señalado con el dedo.

Hice mío el grito de los estudiantes franceses: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”; también grité junto a J. Morrison: “We want the world, and we want it, now!”, me hubiese gustado estar en Woodstock, quedé helado cuando asesinaron a Kennedy, horrorizado vi la matanza de Tiananmen; en fin, con alegría vi caer el muro de Berlín. Lo que jamás imaginé fué que después del comunismo totalitario de Stalin, Mao  y el afiebrado delirio fascista de Der Führer y su Reich de 1000 años y la remilputísima que les parió, seguiríamos con el culo agarrado a dos manos.

Seguimos en peligro, ¡Qué demonios!

También tuve el poster del Che Guevara en mi dormitorio hasta que entendí…y puse su imagen y filosofía en la letrina de la cual nunca debió haber salido, compartiendo espacio con el farsante de Lobsang.

Viví/sufrí los casi 1.000 dias de la Unidad Popular y su intento de instalar una sucursal de Cuba en mi país. También, los 17 años de interdicción republicana que le siguieron, ergo:

No me vengan con cuentos, por favor.

El que tenga perro que lo cuide; el que no, no.

© Shney Shloshá 2010.-

2 comentarios sobre “SHNEY

    1. Así es la cosa, Alex.
      De Hemingway, cuando niño ví su obra hecha peli «El viejo y el mar» que me motivó a leerla; mi intento con Ulysses fué por una especie de cursilería de jipi tercermundista; en el círculo en que me movía era usual andar en el morral con algun libraco de filosofía («Breviarios del pensar folosófico» de E.Boutreaux) u otro que estuviese «pegando» y entre estos, alguno de los 13 tomos del insigne farsante como lo fué Lobsang Tuesday Rampa—Ciryl Henry Hoskin, que en su puta vida salió de Inglaterra—,que nos tuvo sin éxito intentando viajes astrales y todo esas zarandajas relacionadas con Tibet e India.
      En fin, interesante hilo de cambios gigantescos por los que he transitado.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.